Umbral
Gate
Escuela conjuración (creación o llamada)
Nivel clérigo 9, hechicero/mago 9; Dominio Comercio 9
Tiempo de lanzamiento 1 acción estándar
Componentes V, S, M (ver texto)
Alcance intermedio (100 pies + 10 pies/nivel)
Efecto ver texto
Duración instantáneo o concentración (hast 1 asalto/nivel); ver texto
Tiro de salvación ninguno
Resistencia a conjuros no

Lanzar un conjuro de umbral tiene dos efectos. Primero, crea una conexión interdimensional entre tu plano de existencia y el plano que especifiques, permitiendo viajar entre esos dos planos en ambas direcciones.

Segundo, después puedes llamar a un individuo concreto o un tipo de criatura a través del umbral.

El umbral es un arco o disco de entre 5 y 20 pies de diámetro (a elección del lanzador) orientado en la dirección que desees cuando aparece (normalmente vertical y encarado hacia ti). Es una ventana bidimensional hacia el plano especificado al lanzar el conjuro y cualquier persona o cosa que se entre en él es instantáneamente transportado al otro lado.

Un umbral tiene un frente y una parte trasera. Las criaturas que se mueven a través del umbral desde el frente son transportadas hasta el otro plano. Las criaturas que se muevan desde la parte de atrás del umbral, no.

Viaje planario: como modo de viaje planario, un umbral funciona de forma similar a un conjuro de desplazamiento de plano, excepto en que el umbral se abre con precisión hasta el punto deseado (un efecto de creación). Las deidades y otras criaturas que gobiernen un reino planario pueden evitar que un umbral se abra en su presencia o dominios personales si lo desean. Los viajeros no necesitan unir sus manos contigo; cualquiera que decida atravesar el portal es transportado. El umbral no puede abrirse a otro punto en el mismo plano; el conjuro sólo sirve para viaje interplanario.

Puedes mantener el umbral abierto sólo durante un breve tiempo (no más de 1 asalto por nivel del lanzador) y debes concentrarte para hacerlo, o la conexión interplanaria se corta.

Llamar criaturas: el segundo efecto del conjuro de umbral permite llamar a una criatura extraplanar en tu alluda (un efecto de llamada). Nombrando a una criatura concreta o un tipo de criatura cuando lanzas el conjuro, haces que el umbral se abra en la cercanía inmediata de la criatura deseada y la absorba, voluntaria o involuntariamente. Las deidades y los seres únicos no están bajo una compulsión para atravesar el umbral, aunque pueden decidir hacerlo por voluntad propia. Este uso del conjuro crea un umbral que permanece abierto lo suficiente como para transportar a las criaturas llamadas.

Este uso del conjuro tiene un coste material de 10.000 po en un raro incienso y ofrendas. Este coste se añade a cualquier coste que deba pagarse a las criaturas llamadas.

Si decides llamar a un tipo de criatura en lugar de a un individuo, puedes llamar a una única criatura o a varias de ellas. En cualquier caso, sus DGs totales no pueden superar el doble de tu nivel de lanzador. En el caso de una única criatura, puedes controlarla si sus DG no superan tu nivel de lanzador. Una criatura con más DG que tu nivel de lanzador no puede ser controlada en ningún caso. Una criatura incontrolada actúa como desee, conviertiendo la llamada a una de esas criaturas en algo peligroso.

Un ser incontrolado puede volver a su plano natal en cualquier momento.

Si eliges una forma de servicio exacta o con mayor implicación por parte de la criatura llamada, debes ofrecer algún trato justo a cambio del servicio. Este servicio debe ser razonable con respecto al favor o recompensa prometida; ver el conjuro aliado menor de los planos para recompensas apropiadas. Algunas criaturas pueden querer su pago en "especie" en lugar de en moneda, lo que puede implicar complicaciones.

Inmediatamente después de completar el servicio, el ser es transportado cerca de ti y en ese momento debes darle la recompensa prometida. Después de esto, la criatura es liberada al instante para volver a su propio plano.

El fallo para cumplir la promesa tiene como resultado que quedes sujeto al servicio de la criatura como tu maestro como mínimo. Como mucho, la criatura o su especie podrían atacarte.

Nota: cuando usas un conjuro de llamada como umbral para llamar a una criatura de aire, caótica, de tierra, malvada, de fuego, buena, legal o de agua el conjuro se convierte en uno de ese tipo.